Un proyecto archivado, la primera inversión de Softbank en Latinoamérica, y el segundo unicornio de México. Todo esto forma parte de la historia de Clip. En 2012, sus fundadores, Adolfo Babatz y Vilash Poovala, crearon el prototipo de lo que meses después se convertiría en el primer terminal de pago de Clip. Un objetivo: democratizar el acceso de los pequeños y medianos negocios a los servicios de pagos digitales. 

Esta fintech mexicana ha levantado más de US $400 millones desde su fundación. Algunos de sus inversionistas son General Atlantic, Goldman Sachs, Dalus Capital, entre otros. Además, actualmente cuenta con oficinas en México, Estados Unidos y Argentina.

En este artículo de Startupeable, te contamos la historia de Clip y cómo esta startup se convirtió en el segundo mayor procesador de pagos con tarjeta en México.

También, puede interesarte: Podcast Startupeable: ¿Por qué Dalus Capital decidió invertir en Clip?, contado por Diego Serebrisky, socio de Dalus Capital:

Origen e Historia de Clip

En 2008, tras finalizar su maestría en el Manchester Institute of Technology (MIT), Adolfo Babatz entró a trabajar a Paypal en California. Durante esa etapa, conoció a Vilash Poovala, en ese momento, Gerente Senior de Servicios Financieros de Paypal. Ambos mantuvieron contacto por varios meses y encontraron un interés común: su pasión por resolver la ineficiencia del sistema de pagos con tarjeta. 

Pero, ¿qué era lo que buscaban resolver? En ese momento, muy pocos comercios – sobre todo PYMEs — podían aceptar pagos con tarjeta debido a las altas comisiones que los bancos cobraban por el uso de sus terminales en punto de venta. Tanto Adolfo como Vilash entendían la importancia de mejorar los sistemas de pagos, especialmente en regiones como Latinoamérica. 

Esto los impulsó a diseñar el prototipo de una nueva solución. Construyeron un lector que se integra al teléfono y se complementa con un app (esta versión era muy similar al producto final que lanzaron meses después). Una vez terminado el prototipo, hicieron una prueba en Cancún. Organizaron un seminario sobre Online Payments y probaron el lector con la audiencia, incluso registraron un cobro. Debido al éxito que tuvo el prototipo, lo presentaron como proyecto interno en Paypal. Sin embargo, la respuesta de la empresa fue negativa y tuvieron que archivar la iniciativa.

Un año después de que su propuesta fuera rechazada nace Square en Estados Unidos. Esta startup atacaba la misma problemática que ellos habían identificado en los sistemas de pagos. Este hecho le dio a Adolfo la convicción que no había encontrado en Paypal. A su vez, le sirvió como validación de la necesidad por esa solución.

En este contexto, en 2012, Adolfo toma la decisión de dejar Paypal para emprender su propia startup e invita a Vilash a unirse. De esta manera, nació Clip – hoy – uno de los unicornios mexicanos.

Puede interesarte: la historia de Kavak y cómo pasó de idea a convertirse en el primer unicornio mexicano:

El problema y la oportunidad

El problema que busca resolver Clip es la complejidad e inaccesibilidad del sistema de pagos con tarjeta en México. Debido a la burocracia y a los lentos procesos para conseguir una terminal de pagos en punto de venta – entre otras razones —, muchas PyMEs mexicanas solo aceptan efectivo para la mayoría de sus transacciones.

En 2012, año de nacimiento de Clip, el 23.8% de la población adulta mexicana contaba con al menos una tarjeta de crédito y el 29% tenía al menos una tarjeta de débito. Además, el mismo año, según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de México, por cada 1,000 comercios solo 112 contaban con una Terminal en Punto de Venta. Es decir, solo el 11.2% de los comercios aceptaban pagos con tarjeta. Esa era la oportunidad de negocio para Clip. La fintech quería facilitar la conexión entre las personas con tarjeta y los comercios que aún no las aceptaban.

Los fundadores detrás de Clip: Adolfo Babatz y Vilash Poovala

equipo fundador de Clip

En el inicio de su carrera, Adolfo Babatz fue asesor en uno de los principales conglomerados industriales de México. Posteriormente, trabajó en el fondo de inversión The Carlyle Group como analista, dónde realizó due diligence y evaluaciones de más de 20 empresas.

Después de esa experiencia profesional, Adolfo Babatz estudió una maestría en MIT (2008) y empezó a trabajar en Paypal ese mismo año. En Paypal, fue Business Manager para México hasta 2011 y Product Marketing & Engagement Manager de Latinoamérica hasta julio de 2012. 

Vilash Poovala inició su trayectoria profesional como consultor de software en Covansys y Ampersand. En el año 2000, se incorporó como Ingeniero de Software en Visa y, en 2007, llegó a Paypal donde conoció a Adolfo. Luego de varios años de conocerse y compartir su interés por los mismos retos, en 2012, ambos fundaron Clip.

Hoy, Adolfo continúa liderando Clip como CEO y, después de unos años como CTO, Vilash dejó el cargo para lanzar una nueva fintech, Oyster.

El mercado y la competencia inicial de Clip 

El mercado de pagos digitales ha sido históricamente un sector altamente competitivo. Sin embargo, en 2012, ninguno de los jugadores existentes ofrecía una solución adaptada al mercado mexicano:

  • Bancos: A pesar de que algunos bancos tenían dispositivos móviles parecidos a los de Clip, sus procesos seguían igual de lentos y la burocracia era exactamente la misma.
  • Startups locales con ideas similares: Algo que Diego Serebrisky y el equipo de Dalus Capital resaltaron, a la hora de invertir en Clip, fue que las otras startups no tenían la obsesión de crear un servicio que los comercios amen. No ofrecían una solución integral. Sí, eran considerados una amenaza, pero la tecnología y servicio de Clip estaban un paso adelante.
  • Empresas extranjeras de pagos: Square era una potencial amenaza para la fintech mexicana. No obstante, el equipo de Clip se contactó con ellos y descubrieron que la startup estadounidense no estaba interesada en ingresar a México. Entrar a un nuevo país, sobre todo en el sector fintech, es más difícil de lo que parece. Especialmente, por las diferencias que existen entre los sistemas financieros y legales de cada país.

Propuesta de valor 

¿Cómo funciona Clip?

Clip es un agregador de pagos que ofrece una terminal punto de venta móvil y una aplicación para aceptar pagos con tarjeta de crédito o débito desde un smartphone. En otras palabras, convierte un celular en una herramienta para recibir pagos digitales.

“No importa si tu negocio es grande o pequeño, si tienes datos móviles o una conexión wifi, con Clip puedes procesar todas tus transacciones. Somos los aliados perfectos para tu negocio y para ayudarte a crecer tus ventas”

Página Web de Clip

Parte de la promesa de Clip es ofrecer un producto fácil de manejar, independientemente del dispositivo que utilices. Aunque existen diferencias entre cada producto de Clip, el proceso es similar: se ingresa el monto, se lee la tarjeta, y se envía el voucher.

modelo de negocio de clip

¿Por qué Clip está ganando?

Enfoque en el cliente 

Parte esencial del “ADN” de Clip es ofrecer a sus clientes productos y servicios de calidad. Por ello, crearon un área dedicada a ayudar al consumidor, Customer Happiness, y un sitio web donde se les brinda soporte constante y especializado 24/7, a través de email, teléfono o de WhatsApp. Incluso, en esa misma plataforma se ofrecen recursos educativos para los negocios que usan sus productos. 

Al mismo tiempo, los productos que ofrecen están ajustados a las necesidades de las PYMEs mexicanas. Ofrecen crédito sin intereses para las compras de los dispositivos y sus precios son menores, en comparación a otros proveedores. 

Incluso, hay opciones para adquirir los productos de Clip adaptadas a los hábitos de compra de cada consumidor. La fintech se alió con 19 cadenas de tiendas departamentales, supermercados, entre otros negocios, para así estar más cerca de sus clientes.

Clip generó una relación tan fuerte con sus consumidores que se acuñó su nombre como sinónimo de los productos de este tipo, incluyendo también a los de la competencia. En los restaurantes o pequeños comercios, en lugar de decir “le paso la compra con el procesador de la marca XYZ”, se dice “le paso la compra con Clip”.

Servicios adicionales y beneficios

En los últimos años, con el objetivo de incrementar el uso de sus productos y reforzar la retención de sus clientes, Clip lanzó nuevos servicios y beneficios como:

  • Cartera Clip: Es una tarjeta sin comisión que permite recibir el dinero de las ventas todos los días, en menos de 4 horas. A pesar de que existe un límite mensual de 18,000 pesos, acceder al dinero el mismo día es un fuerte incentivo para que los emprendedores usen más las terminales.
  • Pago a Distancia: Con esta solución se puede cobrar en línea por medio de WhatsApp, redes sociales o correo electrónico, sin necesidad de tener un sitio web o un lector de tarjetas. En el contexto de la pandemia, implementar una solución que les permita a los negocios cobrar sin la necesidad de tener a los clientes cerca es una muestra de la rápida adaptación de Clip. 
  • Catálogo Clip: Permite que los emprendedores creen un catálogo digital con sus productos y enviarlo a sus clientes de forma fácil y gratuita. El catálogo se genera a través de los dispositivos Clip y los pagos se hacen utilizando un link de Pago a Distancia. Con este servicio, la fintech permite a los comercios llevar el control de su inventario.
  • Préstamos en línea: En 2021, Clip comenzó a ofrecer adelantos de efectivo. A partir del día que se recibe el préstamo, se descontará un porcentaje de las ventas diarias, desde el 5% hasta el 50%. Solo los clientes que usan más de dos veces por semana la tarjeta Clip pueden acceder a los adelantos. Con esto, se incentiva la frecuencia de uso de Clip.

Retos y Oportunidades para Clip

Alto nivel de desconfianza en Latinoamérica

La desconfianza hacia la banca es uno de los motivos por los que aún hay muchas personas sin acceso a servicios financieros, y es un freno para la inclusión financiera. Por ejemplo, más de dos terceras partes de los usuarios de Clip, accedieron por primera vez a los pagos digitales con la fintech.

Uno de los mayores miedos de los consumidores y de los negocios, que limita el acceso a servicios digitales, es que se haga un uso indebido de la información bancaria. Por ejemplo, si se utiliza un link de pago (Pagos a Distancia) o si hacen pagos sin contacto, existe el miedo a que se cometa fraude, ya sea por la falta de pagos a los negocios o por cobros indebidos a los compradores.

Debido a esa predisposición negativa, la estrategia de crecimiento de Clip podría verse afectada, ya que, básicamente, la mayoría de sus productos son digitales. Además, para captar clientes nuevos, la fintech tendría que destinar más recursos para ejecutar su estrategia en redes sociales, contratar personal y capacitar agentes, crear materiales educativos, entre otros, con el objetivo de explicar por qué sus productos y servicios digitales son fáciles de usar y muy seguros.

Algunas de las acciones que Clip ya implementó para brindar mayor confianza al cliente y consumidor final son:

  • Un equipo de expertos en seguridad monitorea las transacciones y previene las actividades sospechosas y fraudes.
  • Generación de alianzas con redes globales como Visa y Mastercard.
  • Creación de un blog lleno de contenido educativo y de apoyo para los comercios mexicanos.

Oportunidad de crecimiento

En México, sólo 1 millón de terminales bancarias están instaladas, pese a que existen 95 millones de tarjetas activas y más de 5 millones de comercios registrados. Más aún, según Mastercard, a finales de 2020, más del 70% de las transacciones de consumo en México todavía se hacían en efectivo. Al mismo tiempo, existe una baja frecuencia de uso de tarjetas. En 2021, un mexicano tenía 1.5 tarjetas en promedio y solo las utilizó en 40 transacciones al año. La baja penetración del uso de tarjetas y terminales de punto de venta representa una oportunidad para Clip y otras fintech.

Además, en Latinoamérica, el comercio electrónico aceleró el crecimiento de los pagos digitales en 30%. Según EBANX, esto es un fuerte incentivo para el desarrollo de nuevos medios de pago digitales, como los de Clip.

Asimismo, startups fintech como Clip impulsarán la economía digital. La forma de consumo de los ciudadanos estará influenciada por los nuevos sistemas de pagos y, a largo plazo, el efectivo quedará desplazado. Lo que al mismo tiempo tendrá un impacto en el acceso a servicios financieros y en que los Gobiernos mejoren la recaudación y reduzcan la evasión de impuestos.

La importancia de Clip para Latinoamérica

Impacto en los pequeños negocios

Gracias a soluciones como las de Clip, ahora se puede pagar con tarjeta en más negocios. Según la fintech, las ventas de los comercios que usan sus dispositivos pueden incrementar más del 100%

Es más, el impacto de Clip en las PyMEs mexicanas no solo se ve plasmado en el incremento de sus ventas sino, también, en el apoyo que les ofreció la fintech durante la pandemia. Clip desarrolló su plan #SeguimosJuntoATi con el que buscaba que los negocios incrementen sus transacciones y ganancias, ante la contingencia. Para garantizar la liquidez y acceso al dinero de las ventas, el 100% de las transacciones a meses con tarjetas AMEX, Visa y Mastercard se depositaba a la cuenta del comerciante en 48 horas, incluyendo fines de semana y días festivos.

Efecto multiplicador en el ecosistema startup

Mientras más exitosa sea una startup, más altas son las probabilidades de que sus ex trabajadores puedan desarrollar sus propias empresas, se conviertan en mentores o incluso inviertan, formando una mafia dentro de la startup. En el caso de Clip, ya hay un grupo de ex-trabajadores que, luego de su experiencia en Clip, decidieron estudiar en el extranjero para, posteriormente, volver a México y emprender.

El futuro de Clip: De Pagos a Plataforma

Clip ha desarrollado productos que le permiten consolidarse como uno de los líderes en el servicio de pagos digitales en México. Un ejemplo es Clip Pro. Esta solución tiene una de las contrataciones más rápidas del mercado, requiere solo 5 minutos para contratar y pagar. Además, ofrece internet gratis para todas las transacciones.

Durante los próximos meses, la marca buscará incrementar su base de usuarios. Esperan que, para fines de 2022, 5 de cada 10 negocios mexicanos usen alguno de los productos de Clip. Asimismo, están planeando crecer agresivamente y contratar a más de 300 personas en los próximos 18 meses, con lo que tendrían casi 1,000 trabajadores.

Los siguientes pasos para Clip están enfocados en convertirse en una plataforma para diversas soluciones financieras, incluyendo préstamos, quieren ser un hub de servicios digitales. Clip aspira a ser la plataforma con la que los trabajadores independientes, y pequeños y medianos comercios digitalicen los pagos y automaticen parte de sus procesos comerciales y financieros. ¿Cómo? Dándole a los comercios herramientas para facilitar el trato con sus consumidores (gestión de inventario, catálogos en línea, entre otros) y ofreciéndoles acceso a servicios financieros que les permitan crecer (créditos, adelantos, etc.).

Si bien iniciaron y se posicionaron como un dispositivo de pagos, su visión va más allá de solo facilitar transacciones con tarjetas. No se ha descartado que, para cumplir el objetivo de ser una plataforma integral, se puedan hacer adquisiciones, que, a la vez, son una opción para atraer más talento. Por ello, están en la búsqueda constante de soluciones innovadoras que generen valor a los comercios de México.

You May Also Like