Hoy, emprender es más popular que nunca. He podido conversar con personas pensando emprender, quienes tienen varias ideas de negocio y me preguntan qué opino su idea de startup.

Personalmente, prefiero no opinar si una idea es buena o mala, porque el emprendimiento, sobre todo en tecnología, se trata, en parte, de demostrar que la idea de tu startup es buena, aun cuando muchas personas crean lo contrario.

* Si llegaste a este artículo porque estás pensando en emprender una startup, también te sugerimos revisar la Guía Definitiva de Startups en Latinoamérica, donde podrás entender las diferencias entre una startup y una empresa tradicional.

3 tips para pensar en una idea de startup

Sin embargo, existen modelos mentales para pensar de manera reflexiva acerca de una idea para una startup. Estos son 3 que he estudiado: 1) Puntos de Inflexión, 2) Insight Hacking y 3) el Idea-Maze, basados en las ideas de Mike Maples Jr, Chris Dixon y Balaji Srinivasan, inversionistas de venture capital y ex-fundadores de startups.

Si, desde un inicio, aplicas estos tips a conciencia, ahorrarás tiempo y dinero en la creación y validación de tu idea de startup.

1. ¿Cuál es el punto de inflexión?

Las aguas quietas son malas para las startups [allí ganan las grandes empresas]. Las startups ganan en aguas movidas con grandes olas.

Mike maples jr EN EL PODCAST VENTURE STORIES.

Algunas de las ideas de startup más exitosas son las que tienen un market timing óptimo, es decir aquellas cuyo producto aprovechan un punto de inflexión favorable (la ola creciente).

Los dos tipos principales de puntos de inflexión son:

  • De tecnología: implica mejoras exponenciales en el precio y el rendimiento de tecnologías como el internet, la computación personal, los sensores, el cloud computing, entre otras.

    Antes de Uber, ya se habían lanzado aplicaciones similares, sin embargo no funcionaron por una razón tecnológica: los GPS de los celulares no eran suficientemente precisos. Los GPS más potentes en los móviles, incluyendo el lanzamiento de apps como Google Maps y Waze, fueron clave para el funcionamiento eficiente de Uber.
  • De adopción: implica cambios notables en la adopción de una tecnología.

    La ola paralela que Uber aprovechó fue la adopción masiva de los smartphones. A partir del lanzamiento del IPhone en 2007, las ventas de smartphones se dispararon a una velocidad sin precedentes. ¿La consecuencia? Todo aquel que quería pedir un taxi o dar el servicio de taxi, tenía un smartphone (y un GPS potente).

Ambas olas permitieron que Uber funcione eficientemente para un público masivo.

A raíz de la crisis del COVID-19, ¿qué puntos de inflexión ves en la sociedad? Algunos son:

  • El incremento acentuado del e-commerce debido al aislamiento social
  • La adopción acelerada de servicios cloud, ciberseguridad, y herramientas de colaboración, entre otros software, debido a la digitalización de los negocios.
  • La entrada de la tecnología móvil 5G y su impacto significativo sobre el rendimiento de otras tecnologías.

¿Tu idea de startup nada a favor o en contra de estas olas?

Tip 1: Identificar un punto de inflexión más grande que tu startup te permitirá construir un producto en condiciones de mercado favorables.

2. ¿Cuál es tu insight?

Un insight es un entendimiento profundo de la naturaleza de un problema o situación compleja. Toda idea de startup con alto impacto nace de un insight, sin importar que el emprendedor la haya encontrado de manera accidental o voluntaria.

A veces, llegar a un insight requiere muchos años de experiencia trabajando en un sector específico. Otras veces, requiere años experimentando a nivel personal o como consumidor un problema.

Un insight pobre resulta usualmente en una oportunidad pobre, aun con un gran ejecución. Un insight brillante crea mucho más respuestas a la pregunta “¿Qué podría salir bien?”, dándole al emprendedor mucho más maneras de cambiar el futuro si el equipo ejecuta bien.

MIKE MAPLES JR en su artículo how to build a breakthrough.

En el contexto de un punto de inflexión, Mike Maples Jr (MMJ) define los insights como futuros escenarios que son exponenciales y sorpresivos. Para llegar a ellos, MMJ recomienda conversar con personas que “viven en el futuro” asociado a un punto de inflexión, como emprendedores o investigadores. Personas que no estén demasiado atadas al presente. Luego, haz las preguntas correctas. Algunos ejemplos:

  • ¿Qué suposiciones del futuro pueden ser erróneos?
  • ¿Qué podría suceder en este punto de inflexión que es más probable de lo que muchos creen?
  • ¿Cuáles son los mejores resultados de esta inflexión que podrían suceder siendo realista?

Responder estas preguntas te permitirá llegar a un insight que, probablemente, no sea aplicable hoy, pero que puede serlo en el futuro.

Por ejemplo, Juliana Villalba fue expositora en eventos y conferencias durante años, antes de fundar Rebus, plataforma de software para potenciar los ingresos de eventos presenciales y virtuales, mediante analítica de datos.

La transformación digital es un punto de inflexión en muchas industrias (que se ha pronunciado de manera sin precedentes a raíz del COVID-19), las primeras: el comercio, los servicios financieros y las comunicaciones. Pero, ¿y la organización de eventos?

Juliana identificó que los consumidores están rápidamente adoptando el uso de aplicaciones móviles para comprar y comunicarse con sus marcas preferidas. En un futuro cercano, ¿por qué los asistentes a conferencias o capacitaciones serían distintos?

Tip 2: Encuentra un insight que, aunque no sea totalmente aplicable al mercado de hoy, dado un punto de inflexión, lo sea en el futuro.

laberinto idea de negocio startup

3. ¿Cómo navegar el idea-maze de una startup?

Balaji Srinivasan escribió acerca del idea maze (en español, el laberinto-idea), una metáfora para referirse al proceso de pensamiento detrás una idea de startup.

“Un buen emprendedor es capaz de anticipar qué camino lleva al tesoro y qué camino lleva la muerte. Un mal emprendedor corre de frente a la entrada del laberinto de (digamos) “delivery de comida”, “fintech” o “educación online”, sin ningún entendimiento de la historia de la industria, los jugadores en el laberinto, los fracasos del pasado, y las tecnologías que son capaces de mover las paredes y cambiar las reglas del laberinto”.

Balaji Srinivasan en “Market Research, Wireframing, and Design”.

El idea maze parte de la premisa de que todas las ideas de startups ya fueron intentadas por alguien más. Por ende, la pregunta correcta para evaluar tu idea no es si alguien más ya la intentó y falló, sino si es el momento correcto para hacerla realidad.

Para navegar el idea maze, haz un intento honesto de evaluar TODOS los intentos anteriores de tu idea de startup. Para cada uno de esos intentos, responde las siguientes preguntas:

  1. ¿Cuáles fueron los supuestos detrás de su idea y por qué fallaron?
  2. ¿Por qué mis supuestos son diferentes?
  3. ¿Qué ha cambiado en el mundo para que mi idea tenga éxito?

En el contexto actual, la última pregunta cobra aún más relevancia, pues ha cambiado casi todo, por no decir todo. Si estabas explorando una idea de startup que, antes del Coronavirus, sonaba factible, es probable que hoy, solo unas semanas después, tenga la marea en contra. Sectores como turismo, viajes, y educación, entre otros, no volverán a ser los de antes.

El escenario opuesto, también, es válido. Hoy, startups, PYMEs, y hasta corporativos se enfrentan a la interrogante de pivotar sus negocios. Es probable que las razones por las que una idea de negocio fracasó antes del COVID ya no sean válidas.

Ahora, cuando recién estás empezando es imposible resolver el laberinto-idea. Algunos lugares donde puedes buscar respuestas, recomendación de Chris Dixon, son:

  • Historia: investiga fuentes secundarias o, mejor aun, busca a los protagonistas de intentos pasados.
  • Analogías: utiliza analogías de negocios similares. Por ejemplo, si estás construyendo un marketplace, estudia y entiende los inicios de Mercado Libre o Ebay.
  • Teorías: hay emprendedores o inversionistas experimentados que analizan la data histórica de startups para crear teorías que la generalicen. Lee sus blogs.
  • Experiencia directa: involúcrate en el sector de tu idea, mediante un trabajo o un proyecto personal.

Ten en mente que el número de startups en Estados Unidos es decenas de veces mayor que en Latinoamérica. Por ello, aunque son mercados distintos, es probable que tu idea ya haya sido intentada. Busca esos intentos y estúdialos.

Un recurso valioso para ese proceso es el Startup Cemetery, un repositorio de análisis (en inglés) de las razones de fracaso de diversas startups.

Tip 3: Estudia a profundidad las razones por las que tu idea fracasó en el pasado y los cambios por los que crees que será distinto en el futuro.

Trabaja en una idea de startup que te importe

Mi recomendación final es que, antes de lanzarte a emprender, te tomes unas semanas para investigar y estudiar a profundidad la viabilidad de tu idea de startup, especialmente en un mundo post-COVID.

Además de estas sugerencias, toma en cuenta lo siguiente: no elijas una idea de startup solo porque parezca que tenga una alta probabilidad de éxito. Elige una idea que genuinamente te importe, una idea que genere un cambio en el mundo que te gustaría ver.


Si te gusto este artículo, te invito a revisar la Guía de Venture Capital para Latinoamérica o la entrevista a 3 emprendedores sobre Startups y Trabajo Remoto. Si te gustaría recibir más guías y recursos de este tipo, suscríbete a nuestro newsletter para avisarte de nuevos posts.

You May Also Like