Hace unos meses, tuve la oportunidad de co-organizar el primer Meetup Oficial de Product Hunt en Ciudad de México. Tuvimos una presentación y un panel sobre cómo crear un Producto Mínimo Viable (MVP, por sus siglas en inglés), donde cuatro startups de México nos contaron sus experiencias: 

Fue interesante conocer las historias y los aprendizajes de cada startup. Recurriendo a mis notas del evento, pude consolidar las ideas principales de cómo crear un MVP en una startup en 3 lecciones.

Lección 1: Tu Producto Mínimo Viable no tiene que ser un producto completo

Hacer productos poco profundos no es lo mismo que hacer malos productos.

Angela Ursic, CPO y cofundadora de YEMA

Construir un MVP no se trata de construir un producto completo, sino de crear uno que te permita evaluar una hipótesis de manera rápida y barata.

El problema más común entre los emprendedores (que también cometieron los del panel) sucede cuando, durante el proceso de investigar y entender a sus potenciales clientes, intentan incorporar las necesidades de TODOS en el MVP. Comienza con un problema a la vez, que no te coman las ansias.

Recuerda que, para que tu version minima de producto tenga valor, debe ser algo que tus usuarios puedan utilizar (algo solamente técnico, no sirve como MVP).

En consecuencia, la startup invierte excesivo tiempo y dinero en construir un MVP que satisfaga a todos, pero del cual un 70% finalmente no será utilizado. En el proceso de construir un MVP, no podrás ni tienes que satisfacer a todos tus potenciales clientes.

Encuentra “ese” problema que vas a solucionar para los usuarios y busca resolverlo. Pregúntate por qué tus usuarios comprarían tu producto y qué es lo mínimo que debe tener para que tenga valor para ellos, sobre otros productos en el mercado. Si tienes competencia, utilízalos cómo tus aliados en la investigación.

Fabiola Borquez, Head of Product de Crabi.

Por eso…

Lección 2: Enfócate en tus early adopters

Durante Y Combinator (YC) perdimos a nuestro principal cliente. Le mandé un correo contándole a Michael Seibel (CEO de YC) y me respondió: “Obviously, your product sucks”

Ignacio Martinez, CEO y cofundador de Alana

Identificar y trabajar con los early adopters es una estrategia más eficiente para construir y mejorar un producto. ¿Cómo hacerlo?

Busca cientos de potenciales clientes y preséntale tu producto a todos, enfocándote en el núcleo de tu propuesta de valor. 

Muchos te dirán que NO y está bien, su respuesta verifica que justamente no son early adopters. En este momento, lo mejor es evitar perder el tiempo intentando convertirlos en un SÍ, pues no entienden el centro de tu propuesta de valor. En el futuro, en una etapa más avanzada de tu startup podrás convertirlos en un SÍ con un producto, con todos los features que ellos desean.

Te quedarán unos pocos sí, pero ellos sí serán early adopters. Sentirán el problema más fuerte que nadie y estarán dispuestos a aceptar un producto incompleto y hasta malo. Por esa razón, querrán trabajar contigo hasta que tu producto mínimo viable se convierta en un producto de verdad. Una vez los encuentres, prueba tu MVP con unos cuantos e itera.

Lección 3: Establece criterios para priorizar e implementar feedback 

Los founders somos los peores product people, tenemos una visión de un producto super completa y la queremos hoy.

Shai Rozen, CEO y cofundador de Suggestic

En Product Management, mejorar tu MVP es una función del feedback de tus clientes y tus intuiciones acerca del producto. Sin embargo, incorporar demasiado de uno u otro input no necesariamente traerá mejores resultados y te arriesgas a gastar demasiado tiempo y recursos en algo que nadie querrá.

Por un lado, pedir feedback no es tan simple como preguntarle a tus usuarios activos: “te gustaría un botón X que haga Y?” La manera en que hagas las preguntas tendrá un efecto directo sobre el feedback que recibas. “Estarías dispuesto a pagar por un botón X que haga Y?”. La respuesta a la primera pregunta probablemente sea afirmativa, a la segunda tal vez no.

Por otro lado, es necesario entender qué features tienen retorno de inversión y cuáles no. Tal vez creas que construir un sistema de reviews muy sofisticado disparará las recomendaciones en tu e-commerce. Adelante. Aprovecha tus intuiciones, no las sobre analices, pero pruébalas rápido y barato.

¿Estás empezando tu startup? Te recomiendo revisar ¿Cómo crear un No Code MVP? (y lanzar una startup sin programar), la historia sobre cómo Mi Dulce Hogar, startup acelerada por 500 Startups México, empezó con un producto mínimo viable sin código.

Preguntas Frecuentes

¿Qué es un MVP?

Es un producto o servicio con unas pocas características que son suficientes, para atraer usuarios en una etapa temprana y validar la necesidad del mercado, antes de lanzarse a desarrollar un producto por completo.

¿Ejemplos de Producto Mínimo Viable (MVP)?

Spotify es un buen ejemplo de un MVP efectivo. Ellos desarrollaron una aplicación de escritorio y ejecutaron una versión beta cerrada para probar el mercado. El producto MVP y un modelo de precio de freemium demostraron ser exactamente lo que la gente quería.

En este artículo mencionamos términos propios del ecosistema de startups y venture capital, como MVP, Aceleradora, entre otros. Si quieres sentirte más familiarizado con estos conceptos, te invitamos a revisar nuestro Glosario Startup:

powered by Typeform

Si quieres saber más sobre las características de una startup, y sus diferencias respecto de una empresa tradicional, revisa nuestra Guía Definitiva de Startups en Latinoamérica.

4
You May Also Like