Levantar tu primera ronda semilla puede parecerte confuso y retador al principio. Y… ¡la verdad es que sí lo es! Hacerlo es una habilidad que no se enseña y una experiencia que muy pocas personas han vivido. Por eso, existen muchas dudas al momento de empezar a preparar tu ronda.

Una estrategia inicial te puede facilitar el proceso. En ella, tendrás definidos varios puntos clave, referentes a qué quieres obtener en tu ronda semilla (qué tipo de inversionista elegir, qué fondos de VC o inversionistas ángeles específicos te añadirán más valor en cuanto a capital, contactos y experiencia), y a cómo lograrás obtenerlo (qué puedes hacer mientras te preparas para levantar la ronda semilla, en qué aspectos de tu startup debes trabajar, cómo ejecutar y posteriormente cerrar la ronda). Por eso, esta Guía Paso a Paso tiene el objetivo de responder tus dudas y ayudarte en el diseño de tu estrategia de levantamiento de una ronda semilla.

Intro al Levantamiento de Capital

Ciclo de Financiamiento de una Startup

Esta guía se enfoca en las etapas pre-semilla y semilla, que suele corresponder a la 1° y a la 2° ronda de inversión de una startup (ver el siguiente gráfico), respectivamente. No incluye los pasos que se deben considerar para levantar capital a través de aceleradoras de negocios como Y Combinator, 500 Startups o StartUp Chile.

ciclo financiamiento startup

*Si quieres saber en qué punto del ciclo de financiamiento se encuentra tu startup, revisa nuestro Roadmap de Financiamiento de Startups.

¿Cuándo levantar una ronda semilla?

La respuesta a esta pregunta no es directa. Los hitos que deberás cumplir dependen de la etapa en la que se encuentre tu startup:

características rondas financiamiento

*Para conocer las características de las rondas de financiamiento de Serie A en adelante, revisa nuestro Roadmap de Financiamiento de Startups.

¿Por qué y para qué levantar una ronda semilla?

Para la industria de Venture Capital, el principal objetivo de una startup que levanta una ronda semilla es encontrar Product-Market Fit y un modelo de negocio replicable. Luego de cumplir estos hitos, la startup tendrá argumentos suficientes para levantar una Serie A, cuyo objetivo principal es escalar el negocio y acelerar su crecimiento.

La inversión requerida para que una startup alcance Product-Market Fit y escalabilidad suele estar muy por encima de las posibilidades de los fundadores. Por ende, la mayoría de startups necesitan acceder a capital externo — en ciertos casos, el autofinanciamiento o bootsrapping es posible dependiendo del modelo de negocio y sector.

*Si quieres saber más sobre bootstrapping y cómo bootstrappear y escalar una startup hasta millones en ventas, puede interesarte la entrevista a Christian Patiño, cofundador de Coderhouse, en el Podcast Startupeable.

Tipos de Inversionistas de Capital Semilla

Fondos de Venture Capital

Las firmas de Venture Capital (VC) buscan, evalúan, y toman la decisión de invertir en una startup. Ellas trabajan en representación de sus inversionistas o Limited Partners, quienes aportan capital a un fondo administrado por una firma. Para conocer más a detalle cómo funciona un VC, puedes leer nuestra Guía Definitiva de Venture Capital.

Cada firma tiene su propia tesis de inversión. Así como algunos fondos se especializan en sectores o incluso en modelos de negocio específicos, otros fondos invierten en diferentes etapas y no solo en etapa semilla. Puedes ver qué fondos invierten en etapa semilla en nuestro Directorio de Venture Capital.

Equipo de Inversión: analistas, asociados, directores, socios, y comités

Los fondos de Venture Capital tienen estructuras organizacionales diferentes, pero estas usualmente incluyen los siguientes:

  • Analistas: Son los miembros más jóvenes del equipo y se encargan de los procesos de Due Diligence (DD).
  • Asociados: Suelen reunirse con un gran número de emprendedores, son el primer filtro y llevan las startups más interesantes a los socios y directores.
  • Socios y Directores: Conocen a los emprendedores y recomiendan las inversiones. También trabajan en estrecha colaboración con las startups después de la inversión.
  • Comité: Su principal función es aprobar las inversiones que son llevadas por los socios o directores. Los socios suelen formar parte del comité.

Si tienes una conexión con un socio o director en una firma de venture capital, entonces este es tu mejor punto de partida. Por esto, en la medida de lo posible, trata de pitchear tu startup a ellos. Si es que hay interés, los analistas y los asociados te ayudarán a acelerar el proceso de due diligence.

Inversionistas Ángeles

Un inversionista ángel es una persona que invierte capital propio en startups. Esta inversión suele suceder en las etapas más tempranas, es decir, pre-semilla. Si quieres conocer más sobre este tipo de inversionista, revisa nuestro artículo ¿Qué es un inversionista ángel y cómo convencerlo de invertir en tu startup?.

¿Qué busca un inversionista?

Así como tú debes estar seguro de cuándo levantar capital, los inversionistas deben estar seguros de que estás listo para recibir inversión. Ellos evalúan ciertos aspectos, como el problema, el mercado, la tracción, entre otros. Para conocer más sobre qué evalúan los fondos de VC, puedes leer nuestro artículo 18 Criterios con los que Fondos de Venture Capital Evalúan tu Startup.

evaluación startup

Por otro lado, la evaluación de la tracción en etapa semilla varía de acuerdo al momento que esté atravesando la startup. Es decir, un inversionista no hace la misma evaluación a una startup en pre-tracción que a una en post-tracción. 

evaluación startup

¿Cómo elegir el tipo de inversionista?

Para elegir al tipo de inversionista, debes asegurarte de comprender qué los impulsa y cómo esto se alinea con los objetivos de tu startup. Estas son algunas preguntas clave: 

  • ¿Necesito un lead investor para mi ronda? 
  • ¿Cuántos inversionistas quiero tener? 
  • ¿Qué tipo de inversionista debería incluir en la ronda?

Un error frecuente es pensar que primero debes obtener un inversionista líder (lead investor) para tu ronda. Si bien conseguir un lead te ayuda a que las demás negociaciones sean más sencillas, este escenario no siempre es el más común en una ronda semilla.

Esto dependerá del tamaño de tu ronda – si es de hasta USD $1 millón no necesariamente requieres un lead. Además, el número de inversionistas que aceptarás en la ronda lo determinas tú. Por lo general, algunos ángeles se unirán primero. Luego, este impulso te ayudará a continuar las conversaciones para conseguir los tickets más grandes.

Si tienes una lista con los tipos de perfiles de inversionistas que podrían formar parte de tu cap table, úsala para saber a quiénes contactar. La lista te ayudará a priorizar, por ejemplo, entre conversar con expertos en la industria o ex founders, según la cantidad de espacios disponibles que tengas. Cada vez que tengas una conversación, podrás mencionar la disponibilidad de espacios y el tipo de perfil que estás buscando. 

Ejemplos

Puedes ver 3 diferentes escenarios en el siguiente gráfico. Recuerda que estos escenarios solo son ejemplos, no necesariamente ideales. Tu ronda puede tener una estructura diferente.

ronda inversión startup

Por otro lado, el ticket mínimo variará según el tamaño de la ronda y lo tendrás que evaluar con cada inversor. Incluso, según el perfil del inversionista, puedes reducir el monto del ticket. Por ejemplo, a pesar de que el ticket mínimo para un inversionista sea de USD $10 mil a $20 mil, un emprendedor o ejecutivo experimentado podría pedirte invertir solo USD $5 mil y, si consideras que su experiencia es altamente valiosa para tu compañía, podrías hacer una excepción y aceptar un ticket menor.

Recuerda que cualquier inversionista que puedas atraer, independientemente del monto que invierta, te traerá validación. Puede que alguno de tus inversores sea un ex emprendedor exitoso, un ejecutivo de alguna startup o empresa tecnológica, o incluso un inversionista de VC reconocido (que quizás no pueda invertir a través del fondo por no hacer fit con la tesis de inversión, pero sí lo haga como ángel). Con ellos tendrás la validación del equipo fundador y de la oportunidad, lo que te servirá en la ronda actual y en las siguientes. 

Usa el FOMO a tu favor

El Fear of Missing Out (FOMO) o temor a perderse de algo aparecerá en algunos inversores cuando empieces a cerrar con los primeros inversionistas de tu ronda. Solo tienes espacio para cierto número de inversionistas; por ende, la escasez juega a tu favor. Luego de que tengas a los primeros, podrían aparecer los “seguidores” más convencidos de querer unirse a la ronda.

Ya sea que planees levantar una ronda de USD $200 mil o de $1 millón, la recomendación general es primero conseguir algunos ángeles. Te sugerimos empezar por los “quick wins”, es decir, los inversores que ya sabes que serán más fáciles de cerrar (amigos, familia, ex jefes, gente que confía en ti porque trabajó contigo o porque tienes relación con ellos, etc.). Ello te permitirá ganar momentum y generar FOMO en los fondos y otros inversionistas. 

ronda inversión startup

Preparación de la ronda semilla

La etapa de preparación para tu ronda es crítica. Ese es el tiempo en el que construyes tu red (sin que tus contactos sientan presión al hacerte introducciones), armas y mejoras tu storytelling, y puedes comenzar a crear tu pipeline de inversores.

preparación ronda inversión

Arma tu red de contactos

El periodo anterior a levantar tu ronda semilla, fundraising, es una oportunidad de oro para agendar reuniones y construir tu red. Esa misma red podría acelerar el proceso una vez que comiences con la ronda semilla. En pocas palabras, no esperes a “estar levantando capital” para recién hacer networking.

Desde que anuncies que vas a levantar capital, tendrás una relación diferente con tus contactos. Pedir una introducción se convertirá en una solicitud más relevante. Básicamente, pedirás a tus contactos que te presenten a sus conocidos – siendo conscientes de que pedirás capital –, y eso pondrá más responsabilidad sobre sus hombros, ya que, para cuidar su red de contactos, no deben hacer introducciones a todos aquellos que lo pidan.

“No estamos levantando capital” es una frase que puedes decir libremente en tus conversaciones iniciales con inversionistas, hasta que realmente estés listo. De hecho, mencionar esta frase es positivo, debido a que es más fácil obtener reuniones con ángeles o fondos de VC cuando no estás levantando capital.

Diseña un buen storytelling

Tener una buena historia es importante y al compartirla puedes crear una conexión rápidamente. A través de esta, puedes ser más convincente al compartir el problema y la solución, y también ser más emocional con tus objetivos y visión.

Al transmitir una visión ambiciosa del futuro tendrás mejores probabilidades de emocionar a inversionistas e incluso potenciales clientes. La validación numérica (tracción inicial) que tengas no será tan relevante en la etapa semilla, debido a que en muchos casos es pequeña y tiene un alto nivel de variabilidad.

Al armar tu presentación debes ser muy claro y conciso. Por ello, responder las siguientes preguntas te ayudará a tener un storytelling memorable:

  • ¿Qué estás construyendo?
  • ¿Por qué ahora?
  • ¿Por qué vas a ganar?
  • ¿Cómo has reducido los riesgos de tu negocio hasta ahora?
  • ¿Cómo se verá tu mercado en el futuro si tienes éxito?

Crea un pipeline de inversores

Para construir tu pipeline, ten en cuenta que es más importante incluir a las personas que a los fondos. Es muy común escuchar a fundadores mencionar que quieren recibir capital de grandes firmas. Sin embargo, dirigirse al equipo es más eficaz, porque levantar capital se trata de construir relaciones personales.

Es bueno tener a alguien que te defienda cuando sea necesario y que facilite el proceso de inversión. En ese momento, conseguir un champion dentro de la firma te será de ayuda, pues será quien empujará la inversión en tu startup.

Tácticas efectivas para crear tu pipeline

Existen dos tácticas efectivas para crear tu lista de inversionistas, estas aplican para levantar tu ronda semilla y las siguientes: 

  • Investigar en redes sociales o bases de datos.
  • Pedir introducciones a tu red, ya sea a otros fundadores, a mentores u a otro contacto relevante. Esta última táctica te brindará mejores oportunidades de construir una buena relación con el inversionista, ya que el nivel de confianza entre ustedes será mayor debido a sus contactos en común.

Puedes realizar la investigación en nuestro Directorio de Venture Capital. El beneficio de esta herramienta es que podrás realizar una búsqueda específica, filtrando inversionistas por alguna de las siguientes características:

  • País 
  • Sector
  • Ticket de inversión

Si quieres conocer mejor a los inversionistas, también puedes usar LinkedIn y Twitter. En el caso de LinkedIn, puedes ver si algún contacto trabaja ahí.

Por otro lado, si decides pedir recomendaciones a otros fundadores, esas startups deben estar en un estado más maduro que el de tu startup. Establecer relaciones con fundadores más experimentados es beneficioso. Sus aprendizajes en fundraising te ayudarán a entender mejor lo que buscan los inversores.

Es probable que esos fundadores tengan información actualizada sobre los fondos de VC y entre sus contactos haya perfiles de inversionistas similares a los que buscas. Por esto, sus listas de contactos pueden servir como punto de partida cuando estés creando la tuya. 

Una vez que empieces a crear tu lista de contactos, puedes usar nuestro CRM de Fundraising para Startups para gestionar tu funnel de inversionistas.

crm fundraising

Ejecución de la ronda semilla

Acercamiento

Al levantar tu ronda semilla y comenzar a acercarte a los inversionistas, tendrás que priorizar tu lista de contactos, identificar si puedes acceder a ellos a través de tu red personal, y definir cómo los vas a contactar.

Prioriza a tus contactos

La etapa de preparación de la ronda tiene gran importancia, pues te permite ir midiendo el interés de los fondos y ángeles con anticipación. Si vas por los 10 inversionistas más difíciles primero, y los 10 te dicen que no, vas a llegar al undécimo con menos convicción y energía. Entonces, una mejor táctica es comenzar con los contactos más cercanos que han mostrado interés.

Si tienes ángeles, familiares o algún otro inversionista con el que venías hablando, inclúyelos en tu lista y contáctalos primero. Eso te va a permitir obtener validación para cuando vayas a hablar con los inversionistas “wishlist”: inversores con los que realmente quieres conectar y tener en tu cap table, pero que van a ser más difíciles de convencer sin ese “visto bueno” inicial. Y, al mismo tiempo, te dará momentum, es decir, un impulso anímico para que continúes tu proceso de fundraising, y generará FOMO.

Incluso podrías incluir en tu lista a los inversionistas “long shot”: personas que sabemos que es muy poco probable que inviertan por distintas razones, como que están interesados en etapas más avanzadas o que aún no han invertido en tu sector o país. Si bien es muy probable que te rechacen, te pueden dar feedback valioso sobre tu pitch y servir como “calentamiento”, antes de ir con los inversionistas con mayores probabilidades de cierre.

¿Introducciones o correos en frío?

Cuando comiences el acercamiento, las introducciones siempre tendrán más probabilidades de éxito, por lo que es mejor conseguir tantas como sea posible. Sin embargo, a veces, los correos en frío pueden funcionar.

Cada vez más inversionistas están abiertos a conectar a través de correos en frío. Por lo tanto, si estás seguro de que el inversor es el ideal, pero no puedes encontrar un contacto para la introducción, un correo en frío es una gran alternativa.

Para funcionar, el correo en frío tiene que ser muy bueno. Debería tomarte al menos 30 minutos escribir un correo personalizado. De otra forma, corres el riesgo de parecer spam, y no será muy eficaz.

Ten reuniones efectivas

Si consigues la reunión con el inversionista, aprovecha la oportunidad y deja una buena impresión. Para saber si lo lograste, estos son algunos de los resultados que deberías obtener al finalizar tu primera reunión:

  • Conocer si sus objetivos están alineados. En caso de que no sea así, prepárate para continuar con otras opciones.
  • Averiguar el proceso de toma de decisiones. Así sabrás cuánto tiempo deberás esperar para recibir noticias.
  • Lograr que se entusiasmen con la oportunidad. Si no lo hacen, es muy probable que el proceso no avance.

De la misma forma, es importante que identifiques previamente todas las preguntas que quieres hacer a los inversionistas y la información que deberías incluir en tu pitch deck para captar su atención. Las siguientes secciones te ayudarán a cubrir ambos puntos.

¿Qué preguntas hacer?

Al levantar tu ronda semilla, tan importante como responder las preguntas que aparezcan en la reunión es hacer las preguntas correctas que te permitan entender si el inversionista es un buen fit para tu compañía. Estas son algunas de las preguntas que puedes hacer en una primera reunión:

  • ¿Cuáles son los pasos del proceso de inversión?
  • ¿Cuánto tiempo debería pasar para esperar una segunda reunión?
  • ¿Cómo trabajan con las startups de su portafolio?
  • ¿Existe alguna empresa de su portafolio que sea competencia?*

*Te recomendamos investigar con anticipación esto por tu cuenta. Si no, corres el riesgo de compartir información privada.

Aceptar a un inversionista es un compromiso muy importante como para basarte solo en tu instinto. Debes hacer due diligence del VC o el ángel en el que estés interesado. Haz preguntas a los fundadores de su portafolio, a los que tienen éxito y a los que fracasaron. Esto te ayudará a entender mejor el tipo de compromiso que los inversionistas asumirán.

¿Qué incluir en tu pitch?

Un buen pitch deck debe demostrar que has pensado en detalle cada aspecto clave de tu negocio y que, a través de cada diapositiva, contarás una historia convincente. Recuerda que el objetivo principal del pitch deck es llamar la atención del inversionista y obtener una primera reunión.

Lo recomendable es tener dos versiones, una corta y otra larga: 

  • Versión corta: Si estás enviando un primer email a los inversionistas, envía la versión corta de tu pitch deck. Esta versión suele tener de 10 a 12 diapositivas como máximo.
  • Versión larga: Guarda la versión más detallada para la reunión con el potencial inversionista.

El criterio para incluir o no una diapositiva en la versión corta de tu pitch deck es si dicha parte, en una primera comunicación vía email, aumenta tus probabilidades de obtener una reunión con el inversionista. Para saber más sobre cómo estructurar tu presentación, puedes revisar nuestra Guía Definitiva de Pitch Deck.

Cierre de la ronda semilla

¿Cuál es el siguiente paso?

Si la ronda ha sido negociada solo con ángeles, los siguientes pasos serán sencillos. Es muy probable que solamente se tenga que firmar el instrumento de inversión y recibir el capital. Sin embargo, si cuentas con fondos de VC o incluso redes de ángeles interesadas, el siguiente paso será el due diligence (DD). El DD tiene como finalidad confirmar que no existan razones para retrasar o detener la inversión.

La profundidad del DD es variable y depende del estado de la compañía, el tipo de negocio, y los estándares exigidos por cada inversor. Cabe mencionar que este proceso es mucho más ligero en una ronda semilla que en rondas posteriores y, si consideras que los requerimientos son muy exigentes para el estado de tu compañía, puedes conversar y negociar con cada inversionista.

Los inversionistas usarán un equipo interno o externo (como una firma de abogados) para realizar el due diligence. En caso de que sea un equipo externo, los costos del DD suelen ser cubiertos por la startup, pero puedes negociar estas condiciones.

Es importante tener los documentos legales, laborales y financieros organizados y actualizados para que, en la medida de lo posible, se evite retrasar el cierre de la ronda de inversión. Puedes encontrar más información en nuestra Guía de Preparación del Due Diligence Legal.

Define los términos de la ronda semilla

Los principales términos que tienes que tomar en cuenta son los siguientes:

  • Valuación: Es el valor total de las acciones de tu startup. Cuando hablamos de “valuación” (sin decir “pre” ni “post”), hacemos referencia a la valuación pre-money.
  • Tamaño de ronda: Es el capital que será aportado a la compañía por los inversionistas.
  • Instrumento de inversión: Actualmente, para levantar la ronda semilla, lo más estándar es usar un Simple Agreement for Future Equity (SAFE).

Si debes firmar un term sheet, tendrás que incluir las condiciones de la transacción. Puedes saber más sobre este documento en nuestro artículo ¿Qué es, cuándo se usa, y para qué sirve un Term Sheet?. Dentro del term sheet, deberás definir el instrumento con el que vas a levantar capital para la ronda semilla (acciones, SAFE o notas convertibles).

Preguntas Frecuentes sobre una Ronda Semilla

  1. ¿Qué es el levantamiento de capital?

Es el proceso de captación de fondos de una compañía para poder empezar a operar, seguir operando, o crecer. La compañía hace esto con rondas de inversión, empezando por la ronda semilla. Si la empresa comienza a tener tracción, puede captar fondos en rondas posteriores.

  1. ¿Qué es una ronda semilla?

Una ronda semilla es una de las primeras rondas de financiamiento de una compañía y preceden a la serie A. Sin embargo, para llegar al estado necesario para levantar una ronda semilla, algunas startups levantan una pre-semilla. En esta etapa, los inversionistas principales son los inversionistas ángeles, las aceleradoras, y algunas firmas de VC especializadas en etapa semilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like