¿Qué es lo primero que se te viene a la mente cuando hablamos de bancos? Quizás pienses en una sucursal física, en altos intereses, o en largas filas para ser atendido. Desde hace más de 7 años, David Vélez, fundador de Nubank, y su equipo están trabajando para que esas ideas ya no surjan cuando pienses en un banco. 

La fintech Nubank democratiza el acceso a servicios financieros apalancándose de la tecnología. Esta  compañía ha recaudado más de $1,200 millones desde su fundación y en la actualidad es el sexto banco más importante de Brasil.

Gracias a su propuesta de valor, accesibilidad, bajas tasas de interés, y más de 40 millones de usuarios, Nubank es hoy el banco digital más grande del mundo. En este artículo, te contamos cómo esta startup pasó de ser una idea a competir contra los bancos más grandes de Latinoamérica.

Origen e Historia de Nubank

Después de entender el sector bancario de Brasil y Latinoamérica, llegué a la conclusión de que era una oportunidad de emprendimiento fenomenal. Salí de mi trabajo a finales de 2012 y me dediqué 100% a crear Nubank.

-David Vélez, ex CEO y cofundador de Nubank

En el año 2011, 6 años después de graduarse de la Universidad de Stanford, David se preparaba para comenzar su nuevo trabajo en Sequoia Capital. Sequoia, uno de los fondos de venture capital más reconocido a nivel mundial,  había puesto sus ojos en Brasil, apostando en que podrían construir un ecosistema tecnológico en este mercado. El equipo quería abrir oficinas en la región y David se encargó de evaluar las oportunidades de inversión que había. 

David ya había vivido en Brasil años atrás, cuando trabajó en las oficinas del fondo General Atlantic. En ese primer viaje a Brasil, a inicios de 2010, David vivió una experiencia que, años más tarde, lo impulsaría a crear Nubank. Acudió a un banco en São Paulo para sacar una tarjeta de crédito y tuvo que esperar más de 2 horas para ser atendido y otros 5 meses adicionales para finalmente recibir la tarjeta. 

A finales de 2011, Sequoia abrió sus oficinas en Brasil y David viajó junto a otros compañeros del fondo para evaluar distintas startups tecnológicas. En este proceso, conversaron con varios emprendedores y se dieron cuenta de que existían pocas startups en el país. Además, estas empresas, realmente, no estaban resolviendo problemas significativos que impactaran a toda Latinoamérica. 

Asimismo, descubrieron que el número de egresados en ciencias de la computación, no bastaba para poder construir el ecosistema tecnológico que estaban buscando. En 2012, tan solo 42 estudiantes egresaron de esa facultad en la Universidad de São Paulo.

Debido a estos factores, llegaron a la conclusión de que el ecosistema en Brasil aún no era lo suficientemente maduro para empezar a invertir. David sabía que el problema de los ingenieros informáticos significaba un cuello de botella para crear un ecosistema, pero no para crear una empresa. 

La oportunidad de mercado de Nubank

El sector bancario en Brasil, ha sido y sigue siendo, un oligopolio. Incluso aún en 2021, el 80% de todos los activos del sector son controlados por los “5 Grandes”: Itaú, Caixa Economica, Banco do Brasil, Bradesco, y Santander.

Según la revista Fortune, tres de las cinco compañías más grandes de Brasil, son bancos. El tamaño y el posicionamiento de estas corporaciones no solo les ha permitido tener poder político y social, sino que ha facilitado el florecimiento de una cultura desfavorable para el consumidor. Debido a la poca competencia, los bancos no han tenido la necesidad de mejorar su servicio.  

Alrededor del 2010, abrir una cuenta bancaria requería de múltiples visitas a una sucursal, pues el soporte telefónico era ineficiente y el servicio de banca por internet era inexistente. Además, sacar una tarjeta de crédito podía demorar hasta 5 meses (como en el caso de David). Al mismo tiempo, las tasas de interés de estos bancos, estaban entre las más altas del mundo. Algunos clientes pagaban hasta el 450% anual. 

Entonces, no sorprende que aún en la actualidad gran parte de la población de Brasil no tenga acceso a servicios financieros de calidad. Los altos costos y barreras burocráticas impiden que muchos clientes calificados obtengan acceso a servicios financieros. 

Donde otros veían un gran problema, Vélez vio una gran oportunidad de mercado. Era evidente que los consumidores no estaban satisfechos con el servicio y las altas tasas de interés de los bancos. Sin embargo, nadie se atrevía a enfrentarse al sector más poderoso, regulado, y rentable de todos los negocios brasileños. 

Los fundadores detrás de Nubank: David, Cristina y Edward

¿Construir un banco 100% digital con acceso a través de un teléfono inteligente? Estás loco, esa idea nunca funcionará.

Esa fue la respuesta que recibió David luego de conversar con 30 expertos de la industria bancaria de Brasil. En 2013, el concepto de banca digital no existía y mucho menos el término fintech. A pesar de eso, hubo algunos que creyeron en el potencial del proyecto.

David les presentó la iniciativa de crear un banco 100% digital al equipo de Sequoia Capital. En ese momento, Nubank se llamaba EO2 y solamente era una idea en un PowerPoint. Aun no contaban con clientes ni un producto tangible. 

A pesar de que algunos socios de Sequoia tenían dudas sobre la viabilidad del proyecto, el fondo tomó la decisión final de invertir. Sin embargo, le pusieron la condición de que encontrara a un inversor latinoamericano interesado. Entonces, David logró que Kaszek Ventures se uniera también. Luego, Doug Leone, socio de Sequoia, y Nicolas Szekasy, socio cofundador de Kaszek, se unieron al directorio de la compañía, que ese mismo año cambió su nombre a Nubank.

Los inversionistas querían que David reclutara a cofundadores con experiencia bancaria y tecnológica. Vélez invitó a Cristina Junqueira al equipo, quien asumió el rol de Vicepresidenta de Branding. Ella había trabajado en São Paulo para bancos y en consultoría de empresas, por lo que conocía de cerca cómo funcionaba la cultura y la industria bancaria en Brasil. 

También, se unió Edward Wible, quien asumió el rol de CTO. Él estudió Ciencias de la Computación en la Universidad de Princeton en Estados Unidos y contaba con experiencia en fondos de inversión y en consultoría estratégica.

Para inicios del 2013, el equipo fundador estaba listo. Rentaron una pequeña casa en Sao Paulo, al estilo de garaje de Silicon Valley, en donde se formaron los cimientos de lo que en la actualidad es Nubank. El equipo trabajó día y noche hasta que, en abril de 2014, lograron desarrollar con éxito su tarjeta de crédito y completar su primera transacción bancaria. 

Ahora los usuarios hacían todo directamente desde sus teléfonos y de manera instantánea, en lugar de ir a un banco y esperar a ser atendidos. Con esta tarjeta de crédito, Nubank tuvo una gran acogida por parte de los usuarios. Sin embargo, los “5 Grandes” no dejarían que sus clientes se vieran tentados a cambiarlos.

En 2016, el Estado brasilero en conjunto con el Banco Central, propuso cambiar las regulaciones de crédito  del país. Cuando un  consumidor paga con una tarjeta de crédito, el dueño de la tienda tarda 30 días en recibir el dinero. Sin embargo, se estaba evaluando reducir este plazo de 30 días a solo 2. Esta reducción en la entrega del dinero sería beneficiosa para los minoristas y serviría como un impulso a la economía del país.

No obstante, este cambio traería también costos adicionales para todos los emisores de tarjetas de crédito del país. Nubank y otras fintechs de menor tamaño se verían gravemente afectadas, ya que al no contar con la misma capacidad de financiamiento que los grandes bancos, les sería imposible cumplir con los plazos establecidos.

Ante esta situación, las fintechs, otros emisores de tarjetas más pequeñas e incluso algunos retailers comenzaron a mostrar su preocupación. Finalmente, luego de una rigurosa evaluación el ente regulador se puso del lado de la innovación financiera y rechazaron esta propuesta. Nubank pudo seguir operando con normalidad.

Expansión en Latinoamérica

Desde entonces, Nubank no ha parado de crecer. Su enfoque principal fue dominar el mercado brasilero, antes de expandirse a otros países de Latinoamérica. Para el 2019, Nubank controlaba el 70% de la banca digital de Brasil y superó los 30 millones de usuarios. Un año más tarde, en 2020 iniciaron operaciones en México y Colombia. 

Su estrategia de go to market inicial para Brasil fue empezar con productos con alta frecuencia de uso, como la tarjeta de crédito, para así establecer una primera relación con sus clientes. Luego, se enfocaron en sacar productos con márgenes más altos como los seguros. 

Esta estrategia les permitió superar el millón de usuarios en 2016 y, a partir de entonces, duplicar esa cifra año tras año. Además, en 2020, la fintech aceleró aún más su crecimiento, debido a que la pandemia forzó a varios consumidores a iniciarse en la economía digital. La compañía aumentó sus ingresos en un 48%, duplicó el número de transacciones realizadas en la plataforma, y triplicó el número de usuarios con respecto al 2019. 

En México, para finales de 2020, Nubank se posicionó como uno de los cinco principales emisores de tarjetas de crédito nuevas del mercado. Contaban con 200 empleados en el país y empezaron ofreciendo un único producto: la tarjeta de crédito Nu. En su primer año de operaciones llegaron a 1,5 millones de usuarios. 

También, iniciaron sus operaciones en Colombia, en septiembre del 2020, y tuvieron 20 mil usuarios registrados en menos de 24 horas. En 2021, cuentan con más de 300 mil colombianos en lista de espera y esperan lanzar su tarjeta para finales de 2022.

Levantamiento de Capital

El presente de Nubank

Hoy, Nubank es la fintech más grande de Latinoamérica y la segunda más grande del mundo con una valuación total de $25 mil millones (solo superada por Stripe). También, en 2020 adquirieron tres compañías: Easynvest, Cognitect y Plataformatec. Easynvest es una corredora para invertir sin depender de un banco o intermediario. Cognitect y Plataformatec son consultoras especializadas en desarrollo de aplicaciones y servidores web. 

En la actualidad, cuentan con seis productos adicionales a su tarjeta de crédito para Brasil:

  • NuConta: cuenta de ahorros digital que permite hacer transferencias gratuitas e ilimitadas.
  • Sistema de puntos: estos van aumentando de manera proporcional a tus gastos. No expiran y pueden ser canjeados por comidas en restaurantes, viajes, alojamiento en hoteles y más. Para acceder a este sistema de puntos y recompensas debes ser usuario de Nubank y pagar una suscripción de US$4 mensuales o US$36 anuales.
  • Seguro de vida: este puede ser adquirido desde US$2 al mes y ofrece asistencia funeraria, cubrimiento del 100% para accidentes que causen discapacidad total o parcial y una tarifa de US$29 diarios en caso de emergencias.
  • Préstamos: estos se pueden realizar a través de la misma aplicación. Las tasas de interés y el monto a solicitar varían dependiendo del usuario y pueden ser visualizadas dentro de la plataforma a través de un cronograma de pagos simulado.
  • Opciones de inversión: debido a la adquisición de Easynvest, ahora les ofrece a sus usuarios, acceso a opciones de inversión, sin depender de un banco o agencia. 

¿Por qué Nubank está ganando?

Algunos de los motivos por los que Nubank está liderando el sector fintech en la región son:

  • Fácil y rápido: antes de Nubank en Brasil, si querías abrir una cuenta o tenías algún problema y necesitabas ayuda, debías ir de manera presencial al banco. Esto significaba gastar dinero para el transporte, además de tiempo y energía al esperar para ser atendido. Nubank eliminó esas fricciones al desarrollar un negocio centrado en la experiencia digital. Los usuarios pueden crear cuentas, aplicar a créditos, y contactar con soporte al cliente desde sus celulares.
  • Accesible: en Brasil, debido a los procesos regulatorios, pedir un préstamo bancario puede ser bastante complicado. Nubank removió esta barrera al permitir que todos sus usuarios tengan acceso a préstamos a través de su aplicación. 
  • Bajas tasas de interés: Nubank les ha ahorrado a todos sus clientes un total de USD 2,000 $ millones en tarifas. Otros bancos suelen cobrar tasas de interés no menores al 14% – 26%, frente al  2.75% – 14% de Nubank.
  • Sin barreras físicas: el modelo de Nubank es 100% digital por lo que ahorra un 95% en gastos operacionales y requieren de menos personal. Nubank, puede atender a 20 mil clientes diarios por empleado, a diferencia de otros bancos como Banco do Brasil que no supera los mil al día.

La importancia de Nubank para Latinoamérica

En toda Latinoamérica, se repite el mismo problema que en Brasil donde solo unos pocos bancos controlan la mayoría del sector. Por ende, las tasas de interés son elevadas y el servicio al cliente, ineficiente. Esto impide el acceso a muchos clientes calificados. Esto se ve reflejado en que a enero del 2020, solamente el 55% de los adultos latinoamericanos contaran con una cuenta en una institución financiera.

El origen, crecimiento, e impacto de Nubank se han convertido en la prueba de que en Latinoamérica sí se pueden crear compañías de tecnología que transforman sectores tan regulados y concentrados como el bancario. Hoy, la fintech brasileña da empleo a más de 2,700 personas y ha ayudado a acelerar el crecimiento del sector fintech en la región. 

Nubank ofrece una nueva alternativa a las altas tasas de interés y la mala atención al cliente  del oligopolio de los bancos tradicionales. Gracias a esto se ha creado un nuevo estándar para los servicios financieros en Latinoamérica. Por eso, los bancos tradicionales están digitalizando su servicio y mejorando la atención al cliente.

El futuro de Nubank

Hoy, Nubank está buscando posicionarse en el resto de países de Latinoamérica. A inicios del 2021, levantaron una ronda de inversión de $400 millones que utilizarán para impulsar la expansión internacional en México y Colombia. Además, en abril de ese mismo año, Cristina Junqueira asumió el cargo de CEO de la compañía, Matt Swann fue nombrado CTO y David asumió la responsabilidad de liderar la expansión internacional.

En México, su objetivo es estar entre los 3 mayores emisores de tarjetas de crédito nuevas del país para finales de 2021. Su estrategia de desarrollo de producto incluye seguir expandiendo las funcionalidades de su tarjeta de crédito añadiendo nuevas opciones de pago, transacciones instantáneas, y un mejor servicio al cliente. También, están evaluando nuevos productos para lanzar al mercado mexicano, ya que actualmente solo ofrecen la tarjeta de crédito.

Colombia es el tercer país con mayor número de fintechs en Latinoamérica. Su objetivo en ese país es poder lanzar su tarjeta de crédito para finales de 2022. Ellos están apostando por el talento colombiano y tienen planeado invertir alrededor de $500 millones  en incorporar programadores, científicos de datos, y otros roles.

Actualmente, existen más de 250 millones de latinoamericanos que aún no cuentan con acceso a servicios financieros y Nubank ya los tiene en la mira. La visión de los fundadores de Nubank sigue siendo democratizar los servicios financieros atacando mercados emergentes y digitalizando el sector bancario por completo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like